Cómo cuidar tus Velas

La cera de abeja es un material precioso que nos da la Naturaleza: aquí te dejamos algunas recomendaciones para maximizar el tiempo de duración de tus velas. Para obtener los mayores tiempos de quemado es importante que tomes ciertas precauciones:

  • La primera vez y cada vez que las prendas, cortá primero la mecha para que quede de 6mm de alto.

 

  • Si las mechas se encuentran -mientras que la vela se encuentra prendida- de más de un centímetro o una llamada demasiado alta, recomendamos apagar, cortar a 6mm y volver a prender rápidamente. Esto hará que no se consuma tan rápidamente.

 

  • Para todos los modelos que tienen un recipiente (Scented by Nature, Votivas, Tealights, Velas aromatizadas en frasco): Dejarlas prendidas hasta que se produzca una pileta de cera, es decir, que toda la superficie se encuentre líquida tocando los bordes del recipiente. Recién en ese punto apagarla. De lo contrario al prenderla por segunda vez la cera sólo se va a derretir hasta el punto en donde antriormente se apagó, generando un túnel y  haciendo que la vela se consuma mucho menos de lo que debería, disminuyendo así el tiempo total. 

 

  • Prender las mechas desde la base de la misma, en donde toca la mecha con la cera de la vela. Nuestras mechas son de algodón puro, sin alma de metal ni baños de parafina, el baño es exclusivamente de la misma cera con la que están hechas nuestras velas: nuestro compromiso es que sólo respires lo natural. Algunos modelos no tienen baño de cera previo, solamente mecha de algodón.

 

  • Las velas votivas tienen que ser prendidas en un recipiente lo más similar al tamaño de la vela, ideal máximo 2 mm sobrantes de cada lado. De esta manera se quemará de manera pareja y obtendrás el máximo de duración. Recipientes en los que sobre mucho espacio harán que la vela se consuma muy rápido, no alcanzando la cantidad de horas máximas posible, haciendo que su duración se aproxime a la de una vela de noche o tealight. De lo contrario este modelo puede durar entre 10 y 15 horas.

 

  • Las tealight, o velas de noche, deben ser prendidas en sus respectivas tacitas metálicas ya que correctamente prendidas se volverán completamente líquidas. Es importante que para este modelo se tomen varios segundos para prender la mecha desde la base y asegurarse que la llama de la mecha ya haya tocado la cera antes de retirar la llama con la que se está prendiendo la vela. Esto es importante para evitar que se consuma la mecha solamente y no llegue a prender la vela. Para aprovecharlas lo máximo posible lo ideal es que sean usadas en una sola sesión. De hacerlo en dos veces lo mejor es dejarla prendida hasta que toda la cera se encuentre líquida y luego apagarla. Si se consume casi hasta su duración máxima, aunque haya cera aún, luego es posible que no sea posible prenderla nuevamente.

 

  • Pilares: hay dos formas de mantenerlas: una es dejar que la cera líquida se acerque lo más posible al borde, formando una pared de cera (esto demora varias horas) y en ese punto, apagarla. Otra opción es dejar la vela que queme libremente (siempre muchas horas) y una vez que se forme la pared, y cuando la cera se encuentre a temperatura para moldear (varios minutos luego de apagada para evitar quemaduras), empujar la cera hacia adentro para que sea consumida en la próxima sesión.

 

  • Velas Cala y velas Espiga: todas las velas de cera de abeja pura tienden a desarrollar con el tiempo y los cambios de temperatura una película fina y blanquecina. Esto es un suceso natural y sólo habla de la pureza del material utilizado. Las velas Cala y las Espiga por ser de un grosor más angosto, tienden a desarrollarlo antes que el resto de los modelos. En caso de que no disfrutes de este efecto, simplemente es necesario pasarle un trapo levemente húmedo, y con un paño muy suave (para no rallar la superficie), limpiarla o sacarle brillo. 

 

  • Para apagar las velas: sumergir la mecha en la cera líquida y volver a ponerla en posición vertical (nunca con la mano ni soplando). 

 

  • La cera de abeja es una cera muy dura: los pilares y velas en frasco de vidrio demorarán más de 5 horas en llegar a los bordes (en ocasiones es posible que esto no suceda). Estas velas son para verdaderas veladas y lo ideal es utilizarlas en circunstancias en que puedan permanecer esta cantidad de horas prendidas. Para sesiones más cortas recomendamos: rangos entre minutos y 2 horas: velas Espiga. Rangos entre minutos y 4 horas: cualquier modelo de velas para candelabros. Rangos de 3:30-5 horas: Tealights y Votivas.

Beelight tiene algo para cada uno de tus momentos: tenemos velas de distintos tamaños y con distintas duraciones, cada una ideal para un momento especial. Siempre vas a tener una opción que se acomode a tus tiempos: ya sea una clase de yoga, una cena tranquila, un evento durante toda la noche o ese momento de relax tan esperado. Que siempre respires lo Natural!